UNPAZ NOTICIAS

Desandando el género: Educación Sexual Integral y comunidad

El 13 de septiembre comienzó en la UNPAZ un nuevo ciclo de reflexión, debate y aprendizaje sobre géneros. Se trató de una nueva edición del ciclo "Desandado el género" que a lo largo de cuatro encuentros mensuales abordaron la Educación Sexual Integral (ESI), bajo la consigna "Promoviendo derechos desde una mirada de género".

En los últimos tiempos, los géneros y las sexualidades han estado en el centro de las discusiones públicas. Pero, en términos específicos, es poca la información con la que se cuenta para el abordaje de las conversaciones y la formación que demandan de un tratamiento adecuado de cuestiones asociadas a estas temáticas.

Vivimos en una sociedad en la que la normatividad que rige sobre las identidades se basa en valores patriarcales, heterosexuales y de determinismo biológico. No obstante, la cada vez más visible demanda por deconstruir las desigualdades, como así también el respeto a la diversidad ha generado la necesidad de instituir nuevas formas de pensarnos como persona y de vincularnos con otros y otras. Esto no es un camino sencillo, ni está allanado, sino que es un desafío permanente que cuenta con herramientas para que podamos discutir y poner a prueba desde una mirada colectiva y personal, en las acciones cotidianas, hasta en el modelo social que aspiramos construir y habitar.

La Ley de Educación Sexual Integral (N° 26.150) es una de ellas. Pensada, en principio, para su implementación en espacios educativos estructurados –como lo son escuelas y centros de formación-, propone una mirada reflexiva por ejes y dimensiones que atraviesa pilares fundamentales para desarticular pensamientos hegemónicos y desigualdades. Desde la jornada “Desandando el género”, la propuesta, un poco más ambiciosa, es poder pensar a la comunidad como un espacio y sujeto colectivo de acción para esta deconstrucción. Se considera a la educación como una institución transversal y cada encuentro como un espacio de aprendizaje.

De esta manera, los encuentros fueron atravesando dimensiones, como lo es la percepción y el respeto por la diversidad en la identidad de género, las relaciones afectivas, la autopercepción y cuidado del cuerpo y la identidad; hasta el ejercicio de los derechos en materia de educación sexual. El enfoque contempló diferentes aspectos, como la autorreflexión, las instituciones y los grupos de socialización como la familia y la comunidad.

En busca de una respuesta a estos desafíos, hacemos referencia a pensarnos y actuar en clave inclusiva, buscando brindar herramientas para pensarnos desde diferentes lugares, prevenir las violencias, extender y garantizar derechos, promover la salud integral y el respeto a la diversidad. Es así que el Programa de Género y Políticas Públicas –radicado en el IESCODE- y la Secretaria de Integración con la Comunidad y Extensión Universitaria pensaron esta propuesta.

Resulta necesario aprehender contenidos que tiendan a transformar ciertas desigualdades existentes, en pos de avanzar para que se reconozca el derecho de todos/as/es a la identidad, a ser tratados con equidad, a tener las mismas oportunidades, vidas libres de violencia y de discriminación, acceso a la información sobre salud sexual y reproductiva, al cuidado del propio cuerpo y poder decidir de manera informada.

El primer encuentro abordó la Educación Sexual Integral; el segundo, celebrado el 27 de septiembre, abordó la salud Sexual y reproductiva; el tercero, realizado el 11 de octubre, trató sobre diversidades; y el cuarto analizó las distintas violencias en un encuentro que tuvo lugar el 22 de noviembre.